Artículo 115-2. Deducción especial del impuesto sobre las ventas.

Última vez modificado: 9 de marzo de 2016

Comparte este artículo

TABLA DE CONTENIDOS

modificado Artículo 115-2. Deducción especial del impuesto sobre las ventas.

Artículo 115-2. (Creado por el Art. 67 de la L. 1819 de 2016) Deducción especial del Impuesto sobre las Ventas. (Derogado por el Art. 160 de la L. 2010 de 2019)

[drawer open_title=”Vigencia anterior ley 1943 de 2019″ close_title=”Cerrar” open_icon=”icon: calendar” close_icon=”icon: close” title_background=”#F5ECCF” title_color=”#000000″]

(Creado por el Art. 67 de la L. 1819 de 2016) Derogado con art. 122 de la Ley 1943 de diciembre 28 de 2018.

[/drawer]

[drawer open_title=”Vigencia anterior” close_title=”Cerrar” open_icon=”icon: calendar” close_icon=”icon: close” title_background=”#F5ECCF” title_color=”#000000″]

Artículo 115-2. Deducción especial del impuesto sobre las ventas.

A partir del año gravable 2017 los contribuyentes tendrán derecho a deducir para el cálculo de su base gravable del impuesto sobre la renta el valor pagado por concepto del Impuesto sobre las Ventas por la adquisición o importación de bienes de capital gravados a la tarifa general.

Esta deducción se solicitará en la declaración del impuesto sobre la renta del año gravable en que se importe o adquiera el bien de capital.

Parágrafo 1.

En ningún caso el beneficio previsto en este artículo puede ser utilizado en forma concurrente con el establecido en el artículo 258-2 del Estatuto Tributario.

Parágrafo 2.

Los beneficios aquí previstos serán aplicables cuando los bienes sean adquiridos a través de la modalidad de leasing financiero y la opción de compra sea ejercida al final del contrato. En caso contrario, el arrendatario estará obligado al momento en que decida no ejercer la opción de compra a reconocer el descuento tomado como mayor impuesto a pagar y la deducción tomada como renta líquida por recuperación de deducciones.

Parágrafo 3.

Se entiende como bienes de capital para efectos del presente inciso, aquellos bienes tangibles depreciables que no se enajenen en el giro ordinario del negocio, utilizados para la producción de bienes o servicios y que a diferencia de las materias primas e insumos no se incorporan a los bienes finales producidos ni se transforman en el proceso productivo, excepto por el desgaste propio de su utilización. En esta medida, entre otros, se consideran bienes de capital la maquinaria y equipo, los equipos de informática, de comunicaciones y de transporte, cargue y descargue; adquiridos para la producción industrial y agropecuaria y para la prestación de servicios, maquinaria y equipos usados para explotación y operación de juegos de suerte y azar.

[/drawer]

Vigencias Anteriores

Si el artículo contiene vigencias, éstas parecerán en este espacio.

Carrito de compra
Ir arriba
Ir al contenido